martes, noviembre 12, 2019


    Más de 16 años de trabajo y una inversión que no ha sido calculada en dinero, sino en pasión por la naturaleza, han tenido como resultado un armonioso paraje llamado La Rinconada, restaurante Campestre. Este paradisiaco lugar se encuentra ubicado camino a Porongo, a unos 7 km pasando el puente del Urubó en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.


    Entre colinas y verde vegetación que se abre a la construcción de condominios se va viendo la señalización que te hace llegar a este pedacito de tierra cruceña con aire japonés. Y es justamente esa mezcla la que hizo de inspiración a su propietario Tonchi Ribero, quien usó elementos del jardín japonés como las piedras, el agua, los peces japoneses llamados koi combinados con las palmeras y árboles grandes que abundan en la región chiquitana para dar forma a su creación.
    “He tratado de reunir las hermosas plantas típicas, como el patujú, helechos y totaí con plantas tradicionales de jardinería tropical para dar un ambiente que exprese la unión que hay entre la paz y tranquilidad del campo con la agresividad y vivacidad de la vegetación del bosque”, comenta Ribero.


    Cuando le preguntamos cuánto tiempo le tomó la construcción de este restaurante, que entre sus paisajes reúne más de 400 especies vegetales tropicales, Tonchi nos dijo: “no está terminado, porque el paisajismo es dinámico, por ello el trabajo nunca se acaba, todo el tiempo estamos haciendo cosas nuevas, poniendo plantas distintas o reubicando las que crecen o reemplazando las que mueren”.

    LA REGIA VICTORIA, ES LA MAYOR ATRACCIÓN
    Entre toda la flora, se lleva la corona la Reina Victoria, también conocida como Victoria Amazónica. Este es un lirio acuático gigante, originario del Beni, que fue cultivado con mucha insistencia por el mismo propietario, Tonchi Ribero, ya que se quedó prendado de estas hermosas plantas cuando las conoció en un viaje a Santa Ana del Yacuma. “Me pareció una hoja artificial, era tan hermosa flotando con sus flores, que no parecía real” comentó este amante del paisajismo que de profesión es ingeniero, que trajo la planta por primera vez hace 20 años y las puso en una pequeña laguna  pero no vivieron.


    Luego las volvió a traer de San Ignacio de Moxos el 2004, eran 26 plantas pequeñas y sólo vivió una que dio lugar a los casi 30 ejemplares, que se lucen hoy en la laguna. Estos discos verdes comienzan a crecer en octubre, llegan a su máximo tamaño en enero y febrero y luego decrecen hasta morir en junio.
    En el 2012 en febrero hubo una reina digna de una corona mundial, ya que una de las hojas llegó a medir 3,14 metros de diámetro y sólo seis hombres agarrados de las manos lograban darle la vuelta completa.
    Toda la familia de La Rinconada se sorprendió y comenzó a investigar cúal era la mayor medida registrada en el Libro de los Records Guinnes, y fue grande la sorpresa al darse cuenta que su Victoria medía 12 centímetros más que la hoja más grande del mundo, registrada en dicha publicación. Pero a pesar de haber hecho el contacto con esta instancia para lograr el reconocimiento mundial, los investigadores no lograron venir, pero el 2013 se espera su visita en enero para constatar el colosal tamaño de las hojas porongueñas. “El viaje de esta gente tiene un alto costo y debe ser financiado por nosotros mismos, pero trataremos de hacer el esfuerzo al año entrante para que se nos otorgue dicho título”, afirma Ribero.

    Compra en https://enbus.com.bo las entradas para La Rinconada


    En Santa Cruz, La Rinconada es el único lugar que cultiva esta caprichosa reina amazónica, ya que se ha intentado sembrarla en otras propiedades de la zona pero no se logró que sobreviva. Se cree que las condiciones de la tierra arcillosa, las colinas que la protegen del viento y el abono que dan los peces japoneses que habitan la laguna artificial, hacen que el agua estancada sea ideal para el desarrollo del lirio gigante.
    “Tratamos de inmortalizar la hoja para que la gente pueda verla y fue por ello que se le encargó al artista plástico Juan Bustillos hacer un molde de la misma para esculpirla en toda su dimensión. Se intentó hacer en bronce pero el costo era muy alto debido al tamaño de la planta, por ello al final se decidió hacerlo en fibra de vidrio” dijo Ribero. Esta obra de arte espera estar lista en un par de meses para que los visitantes puedan conocer  a la Victoria Regia más grande del mundo.

    Todas la ofertas de la Rinconada para comprar online tus entradas están en https://enbus.com.bo/shop/store/categories/turismo

    Fuente: Bolivia en tus manos

    Fotos: La Rinconada